Las sesiones de pareja son exactamente iguales que las de preboda, la única diferencia es el motivo por el que se realizan. No pensais casaros (de momento) y os apetece tener un recuerdo de vuestro amor. Queréis regalaros algo especial para San Valentín o Navidad. O sencillamente os encanta la fotografía y que mejor que vuestras miradas y vuestros besos como motivo. Pasearemos por un entorno tranquilo y sin posados ni situaciones forzadas os mirareis a los ojos y simplemente seréis vosotros mismos.