Pasar un día con toda la familia y capturar esos momentos que con los años solo quedarán en vuestra memoria. Ver a los niños actuando en su entorno, con sus juguetes, en su habitación o su jardín, cosas que quizá cambien pasado el tiempo pero que seguro querrán recordar al hacerse mayores. Por eso nosotros concebimos las sesiones familiares del modo más natural y espontáneo, para que todo aquello que se ve en las fotos sea lo que realmente hacen cuando están solos. Por otro lado, las sesiones de embarazo en entornos naturales permiten jugar con la luz y la naturaleza y dan la libertad que necesitáis para sentiros cómodos siendo vosotros mismos.