Fotógrafo de bodas

El día de la boda será con casi toda seguridad uno de los más especiales que vivas. Pasarán muchas cosas. Llorarás, reirás, te emocionaras y te divertirás. Nuestro propóstito es capturar todos esos instantes de la manera más bella y natural, respetando al máximo la espontaneidad. Capturar sin manipular. Desde muy pronto compartimos contigo todos esos momentos; en vuestras casas aprovechando la luz natural y fotografiando todo lo que viváis con vuestras familias. La ceremonia civil o religiosa, persiguiendo cualquier instante hermoso, en el banquete capturando la diversión del momento, con vuestros amigos y seres queridos... Siempre sin manipulación ni posados.